Nunca es tarde para tener una infancia feliz

Hoy he tenido una sesión de Coaching Personal y ha sido súper revelador.

Cuando alguien te pregunta qué te limita, qué te impide conseguir lo que nos proponemos, qué ha evitado que llegaras a donde querías … la mayoría de las veces darás respuestas automáticas y súper racionales, del tipo:

  • no era el momento
  • alguien se adelantó
  • no tenía dinero
  • había alguien mejor
  • no pude….
  •  
  • mil EXCUSAS, sí, excusas, para justificar que no hiciste lo que necesitabas hacer por:
  • MIEDO
  • INSEGURIDAD
  • PORQUE NO SABÍAS QUE PODÍAS HACERLO

Nos contamos un discurso súper racional, nos quedamos en el pensamiento y en las excusas que nuestro cerebro genera. Te crees el diálogo que utilizas para justificar ante ti y ante el resto del mundo, por qué tomaste la decisión que tomaste.

No permitimos que aflore la emoción, nos quedamos ahí, en la superficie. Porque ir a la emoción puede resultar incómodo, no queremos sentir y salimos por pies de ahí.

No dejamos que aflore lo que de verdad nos llevó a decidir en ese momento, lo que nos hizo inclinarnos por una acción en lugar de otra.

Pero, no te machaques, hiciste lo mejor que pudiste hacer con la información y las habilidades que tenías en ese momento.

El tema, es que no sabías que podías haber hecho algo distinto.

Sí, podías haber hecho algo distinto….. si te hubieras permitido contestar a la primera pregunta de manera abierta y honesta contigo. Si te hubieran enseñado a escucharte y a conectar.

Y es que no sabemos hacerlo porque no nos han enseñado. No te han enseñado que las cosas que no haces por miedo vuelven a ti una y otra vez, no te han enseñado que “lo que resistes persiste”.

Cuanto más niegues o rechaces algo de tu vida, cuanto más huyas, cuanto más lo apartes, más te lo pondrá la vida delante.

Hasta que lo integres y lo veas como lo que es, un hecho neutro, al que tú le das una interpretación negativa.

Y dejará de doler cuando hayas buscado su significado para ti, aprendiendo lo que te necesites para dejar de repetir patrones. Ahí le estás quitando el valor negativo que tiene, la creencia negativa y limitante que no te permite moverte en una dirección determinada.

Lo que escuchaste de otros y diste por bueno sobre ti, lo que aprendiste por algo que, normalmente, sucedió en tu infancia.

Es posible, cambiar eso, quitarle la valencia negativa, liberarte, sentirte libre de construir algo nuevo y de tener la vida que quieres.

Y hoy, Laura lo ha conseguido. Ha borrado esas creencias. Ha cambiado sus recuerdos por los de una infancia feliz. Y yo he tenido la suerte de acompañarla.

Nunca es tarde para tener una infancia feliz, si quieres cambiar la tuya, únete a mi programa El Éxito que hay en Ti. Ahora en promoción por 497,20 €

Suscríbete y sigue al tanto de nuevos post y herramientas, aquí.

Te mando un abrazo muy fuerte.

Gloria

 

Comparte este post en:

Descubre las claves del líder positivo y vuélvete IMPARABLE

Aquí tienes nuestra guía gratuita “Las claves del líder positivo” en la que comparto contigo los pasos a seguir para ser un auténtico líder del s.XXI

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Gloria M. Martínez Martí.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a siteground que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.